Caltanissetta :la experiencia de Santiago Terigi

por Seba Polliotto | el 19 agosto, 2018

¡Hola! Para agradecer y devolver un poco de toda la información que me ayudó MUCHÍSIMO durante mi experiencia en Italia, quería contar parte de mi experiencia con respecto a SALIR del país mientras sucede el trámite, ya que es una pregunta que leí en varios post y yo lo viví en carne propia, lo cual me generó algunos inconvenientes relacionados al trámite.
Elijo sólo contar esta situación ya que de por sí es un poco larga, y lo demás es bastante similar a las demás historias.
Para el que no quiera leer toda la historia, la recomendación, rápidito, es: No lo hagas, pero si lo haces, sé consciente que podes arruinar/atrasar todo.
Haciendo esto podes estar poniendo en juego algo importantísimo para lo cual uno trabajó mucho y gastó un montón de energía. Realmente en cada comuna se lo pueden tomar de distinta manera.
Antes de la historia en sí, aclaro que mientras hacía la ciudadanía tenía una visa de trabajo (Working Holiday) para Alemania, la cual me permitía trabajar por un año en ese país, así como circular libremente por la zona Schenguen.

Va la historia:
Estando en Italia, y después de que yo creyera que mandaran mi PEC, decido irme a Colonia, Alemania, a buscar trabajo.
Este fue mi primer error (y primer pasaje comprado), porque a la semana, yo ya estando en Alemania, me llaman de Italia para decirme que tenía que ir a la oficina a firmar una hoja PARA QUE ENVÍEN el PEC. Genial. Pago un pasaje para volver a Italia (segundo pasaje), firmo lo que había que firmar, la señora me explica que ahora SÍ va a enviar el PEC, que tengo que esperar pacientemente, que ella me va a llamar cuando esté la respuesta, y que no hacía falta que aparezca por su oficina hasta que me llame ella. Genial, total me voy a Alemania.
Vuelvo a Alemania (tercer pasaje), consigo trabajo, empiezo a trabajar, conozco gente, estoy con mi novia, fiesta, etcétera.
Pasado poco más de un mes y medio me entero que varias personas que habían enviado el PEC después que yo (al mismo consulado y estando en la misma comuna) ya habían recibido respuesta y estaban empezando a tramitar la carta de identidad.
Entonces lo mío debería estar, pienso. Llamo a la oficina de ciudadanía y la señora encargada me pregunta algo enojada en dónde estaba, le explico un poco mi situación y me dice algo así como “Bueno ok, venite el miércoles a mi oficina”. Joya.
Pensando que la señora ya había hecho todo (como a los demás que ya habían recibido la respuesta), saco pasaje de ida y vuelta (cuarto y quinto pasaje) creyendo que estaba todo listo y que iba y ya me volvía a Alemania con mi ciudadanía. Segundo error, obviamente: Cuando llego a la oficina de la señora, ella me dice que sí, que ya estaba mi respuesta, todo ok, qué lindo que estuve paseando pero que ahora tenía que esperar AHÍ, QUIETO, y la cito casi textualmente “ahora tenés que esperar acá una semana, dos semanas o un mes…” y que además iba a rechequear el estado de mi residencia (¡!!)
Al parecer la señora dedujo que yo me no estaba porque, una vez que envió el PEC, y a diferencia de las otras personas que estaban haciendo el trámite casi a la par mía, no me vió más, porque, obviamente, lxs que quedaron, iban cada tanto a preguntar, a hacer presencia.
Es claramente MUY importante demostrar interés en el trámite y estar presente. Sin molestar y siempre con respeto, creo que es muy positivo para acelerar el trámite estar presente en todo momento.
Al día siguiente de esto saco mi permisso de sogiorno, alquilo otro mes en la misma casa que estaba (teniendo que también mantener mi alquiler en Alemania), y como yo ya tenía un pasaje para volver a Alemania, y un trabajo, me volví a Alemania (en contra de toda recomendación, claro).
Ese fin de semana trabajé, hablé con mis jefes para explicarles la situación, me fui a Berlin una semana (porque a todo esto me entero que la señora se tomaba vacaciones, entonces yo también por qué no), y finalmente volví a Italia para quedarme (como me había dicho la señora una semana atrás).
Después de esto estuve dos semanas en Italia en donde la señora un poco ostentosamente comenzó a retrasar mi trámite en cada cosa que podía. Ella quería que yo esté ahí, y me lo estaba demostrando. A todo esto lxs chicxs que se habían quedado ahí ya tenían la carta de identidad.
Finalmente, y, después de más de un mes y medio de haber recibido la respuesta, y tres semanas después de que yo me presentase de nuevo en la comuna, obtuve mi carta de identidad, y para no perder la costumbre, al día siguiente me fui de Italia, feliz y con mi carta de identidad (sexto pasaje).
A lo que voy con esto es que, realmente yo no recomiendo alejarse mucho de donde estén haciendo el trámite. Obviamente cada situación es distinta, y te puede pasar lo que me pasó a mí que, no saqué la cuenta (supongo que no la saqué a propósito) pero seguramente perdí pata (calculen 6 pasajes y alquiler en dos países) o te puede salir perfecto. También podría pasar algo mucho peor.
Como dije, el riesgo es muy alto y puede ser muy contraproducente a los fines del trámite.
¿Me arrepiento de haberlo hecho? Para nada.
Siempre supe las posibles consecuencias de las decisiones que tomé y las asumí con bastante gracia; aunque, para ser sincero, hubo días que la pasé muy muy mal y me stresé por situaciones absolutamente innecesarias, que poco tenían que ver con el trámite en sí (que de por sí conlleva bastante estrés), y más tuvieron que ver con decisiones y caprichos míos.
Espero que a quien esté dudando en hacer algo similar (noooo!) le sirva de algo.
Saludos.